MARCHA EN PRO DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES

El 17 de julio de 2010 fue un día histórico para los animales y para los mexicanos. En un marco en el que de manera muy absurda se celebra el bicentenario de la independencia y de la revolución mexicanas donde todo mundo habla de sentirse orgulloso de ser mexicano, a mi me avergüenza pertenecer a un país donde no está legislado el maltrato y la crueldad hacia los animales.

En punto de las 12 del día arrancó la marcha en pro de los derechos de los animales que busca hacer presión entre el gremio de los políticos para que creen y APLIQUEN leyes que cuiden los derechos de los animales. Más de 10,000 personas nos reunimos en un recorrido pacífico y con esperanza de que algo cambie para estos seres que no tienen voz desde el ángel de la independencia hasta el zócalo de la capital de este país.

Nuestro lema es “darle voz a quien no la tiene”. Está comprobado que muchos asesinos torturaron y maltrataron animales en su infancia y juventud, por lo que exigimos leyes que meta a la cárcel a estos desgraciados que hoy por hoy pagando 380.21 pesos salen libres como si no hubieran hecho nada.

Exigimos que el maltrato animal se incluya en el código penal para que entonces la crueldad en contra de los animales se convierta en un delito que se castigue con cárcel. También queremos que se prohiba que haya circos con animales y corridas de toros. Hoy por hoy los mejores espectáculos circenses y de verdadero arte no incluyen animales. Otra de nuestras propuestas incluye erradicar los antirrábicos que son centros de tortura y sustituirlos por centros de protección y control animal que puedan controlar la población canina pero de formas no crueles fomentando e implementando campañas masivas de esterilización.

Conozco tanta gente que dice “pobres animalitos”, “yo no puedo ver los videos donde les hacen cosas, siento horrible” pero SÓLO HABLAN Y NO ACTÚAN. Señores y Señoras, si no actúan no cambian la situación de los animales. Ellos no tienen voz pero nosotros sí y tenemos que dárselas y no sólo hablar por ellos, sino GRITAR POR ELLOS, EXIGIR que se dé un cambio por que a pesar de que el ser humano es la peor especie que habita en este planeta, también es el único que puede ayudar a que esto se revierta… AYUDEMOS A LOS ANIMALES. Beto Castillo. www.betocastillo.com.mx

ImprimirCorreo electrónico