NO A LAS PIELES

NO A LA TAUROMAQUIA

¿QUIÉRES UN MÉXICO SIN VIOLENCIA?

Empecemos por no asistir a lugares donde la gente se divierte a costa del sufrimiento de un ser vivo y de la violencia que se ejerce en contra de él... Pero además ¿te has puesto a pensar que en una plaza de toros existe la posibilidad REAL de que un humano pierda la vida?

Olvidémonos del sufrimiento del animal... Al permitir la entrada a niños y menores de edad a estas arcaicas y crueles prácticas, los están exponiendo a que puedan presenciar la muerte de un ser humano...

¿Por qué hay restricción para el acceso a menores de edad en un casino por ejemplo?

¿Qué es lo que es tan peligroso en esos lugares que no los dejan pasar pero sí pueden entrar sin problema alguno a estos lugares donde puede morir un ser humano cada vez que se celebra su "fiesta brava"?

Por supuesto me parece reprobable la tauromaquia por donde la veas, pero si los adultos deciden ir, muy su rollo (aunque ojalá muy pronto se terminen para siempre) pero independientemente de mis o sus gustos, NO DEBEMOS EXPONER A LOS NIÑOS Y MENORES DE EDAD A ESTE TIPO DE PRÁCTICAS CRUELES Y SANGUINARIAS.

Hoy en día hay muchísimas maneras de divertirse sin necesidad de torturar o matar a ningún ser vivo... En serio señores taurinos, ¿quieren un México sin violencia? empiecen por cambiar sus hábitos de entretenimiento y el primer paso es PROHIBIR LA ENTRADA A NIÑOS Y MENORES DE EDAD A ESTOS CENTROS DE SADISMO Y MUERTE disfrazados de una cultura (que ni es nuestra), de una fiesta (donde hay muerte), de un arte (que destruye y el arte en todas sus manifestaciones crea y construye no como en esta porquería de práctica) y de pose social de gente que en su mayoría no tiene ni idea de lo que pasa ahí adentro (ni respecto a la crueldad ni a la tauromaquia) pero sólo están ahí por socializar en un evento asqueroso.

En fin, cada quien sus gustos, pero NO A LOS NIÑOS Y MENORES DE EDAD EN ESTOS LUGARES... Ellos no merecen ser expuestos a esta ni cualquier otra práctica de crueldad... CAMBIEMOS A ESTA SOCIEDAD DECADENTE y empecemos por nuestros propios hábitos y acciones...

ImprimirCorreo electrónico